TRATAMIENTOS FACIALES

|

Foto-Rejuvenecimiento

El fotorejuvenecimiento con luz pulsada es uno de los tratamientos más utilizados para mejorar el aspecto de la piel ya que se trata de un método no invasivo con rápidos y muy buenos resultados. 

Es un tratamiento que está siendo muy utilizado ya que al actuar sobre la pigmentación se puede lograr rejuvenecer el rostro, las manos, el cuello o el escote, por ejemplo.

El fotorejuvenecimiento facial tiene como objetivo remodelar el colágeno, sin dañar la piel. Los beneficios de la utilización de la luz pulsada son muchos, ya que al entrar la luz en la epidermis, se estimula la producción del colágeno, borrando de ésta manera manchas producidas por la exposición solar o el acné, venitas, pecas, manchas de la vejez, etc. Es muy eficaz para el tratamiento de la rosácea, los vasos dilatados y las mejillas enrojecidas. Además mejora la calidad de la piel, cerrando los poros, borrando las pequeñas arrugas y otorgando luminosidad y suavidad al rostro.

Una vez que la luz es aplicada en la zona a tratar, comienza a actuar a través del calor, atacando directamente la melanina de la mancha pigmentada, de ésta manera las células comienzan a eliminarse y a ser reemplazadas por células nuevas.

Este tratamiento no necesita demasiadas sesiones, aunque dependerá del objetivo y de la zona a tratar, por lo general se realizan 6 sesiones que tienen una duración aproximada de 30 minutos cada una. Entre una sesión y otra, es conveniente dejar pasar algunas semanas. Además tiene el beneficio de ser un tratamiento ambulatorio e indoloro y que no requiere de tiempo de recuperación.

Si bien es un tratamiento que puede realizarse en cualquier paciente, conviene no tener el rostro bronceado al momento del tratamiento. 

|

Foto-Acné

El acné es una afección cutánea muy frecuente en personas de ambos sexos y de todas las edades. Se produce cuando los poros de la piel se obstruyen porque la grasa y las células de la piel se acumulan más rápido de lo que pueden salir.

 

El tratamiento anti-acné utiliza la acción de la Luz Intensa Pulsada (IPL) para causar la desaparición de la bacteria causante de la aparición de las pústulas y comedones típicas del acné.

 

La IPL anti-acné, al actuar sobre las porfirinas de la hemoglobina, propicia la muerte del microorganismo responsable de la formación del acné, la bacteria Ropinobacterium Acnes.

 

Así, tras un número de sesiones que queda a discreción del profesional esteticista, basta con mantener una higiene extrema de la zona tratada y mantener la humedad de la piel para que el acné desaparezca de una forma natural.

En pocas sesiones se logra la desaparición total del acné en la zona tratada. Los comedones, pápulas y quistes desaparecen y no vuelven a aparecer. En el caso de que las inflamaciones hayan dejado lesiones permanentes, deberán ser tratadas por otros medios. 
El tratamiento de Fototerapia Anti Acné está indicado para todos los casos de acné, en pieles masculinas o femeninas de cualquier edad.

Las sesiones con Luz Intensa Pulsada y productos cosméticos tienen una duración aproximada de 30 minutos. El número de sesiones queda bajo criterio profesional dependiendo de los casos; hay casos en los que con una sola sesión será suficiente, mientras que en otros será necesario llevar a cabo varias sesiones.

El intervalo entre sesiones es de entre siete y diez días. El mantenimiento en casa se basa sobre todo en la higiene, con jabón o gel limpiador, de la zona tratada. Es importante que la piel esté bien hidratada con cremas, y protegida con un protector o pantalla solar.

 

|

Microdermoabrasión

La microdermoabrasión es un peeling mecánico, que tiene como función exfoliar en forma profunda la piel, para estimular la renovación celular (que ocurre aproximadamente cada 21 días).

Las células muertas se barren y se succionan con el aplicador, se estimula la producción de nuevas células que generan un efecto rejuvenecedor, ya que la piel queda mas suave, luminosa, y libre de imperfecciones.

Si bien la microdermoabrasión se puede aplicar en el cuerpo, el uso facial es el más común. La técnica consiste en la aplicación de unas piedras con puntas de diamantes de distintos grosores, dependiendo del grado de exfoliación que se quiera provocar, puede ser más suave para pieles más delicadas y más abrasivas para manchas, cicatrices o piel con queratosis.

Las sesiones no son dolorosas, y se puede volver a la actividad normal inmediatamente, solo hay que usar bloqueador solar posterior a la sesión. 

Los principales objetivos son disminuir las arrugas y líneas de expresión finas, disminuir la queratosis, disminuir los poros dilatados, disminuir las pigmentaciones en forma leve, disminuir las cicatrices de acné en forma leve, aumentar en forma local la circulación y disminuir el envejecimiento celular.

Las sesiones de microdermoabrasión se realizan una vez por  semana y se recomienda entre seis a doce sesiones, para obtener buenos resultados. Se puede realizar desde los 20 años sin tope de edad, tanto en hombres como mujeres. Mientras mas joven sea el paciente su efecto es de prevención y los resultados serán menos notorios que una paciente con mas edad y con más envejecimiento.

La microdermoabrasión es un tratamiento tan seguro que hasta las embarazadas se lo pueden realizar. Realmente la microdermoabrasión es un lujo para la piel, ya que tiene efectos importante sobre el envejecimiento tanto de prevención como de tratamiento. Es un procedimiento amigable, no doloroso, rápido y sin efectos secundarios indeseados y que se puede realizar en pieles morenas o blancas.

|

Peeling Glicólico

El Ácido Glicólico es un activo comúnmente utilizado por los dermatólogos desde hace décadas para revitalizar la piel, atenuar las primeras arrugas y dar luminosidad a la tez. El Ácido Glicólico en altas concentraciones (entre 30 y 70%) se utiliza para realizar peelings médicos, que aseguran una eliminación de las células epidérmicas y aceleran su regeneración. A menor concentración, lo podemos encontrar en la composición de cremas dermocosméticas que exfolian, regeneran y preparan la piel al peeling.

Debido a su capacidad particular de retener el agua, penetrar en la piel y permitir un rejuvenecimiento del rostro. Contiene la molécula más pequeña y permite exfoliar de la forma más suave y profunda. En efecto, el ácido glicólico presenta el menor peso molecular de todos los AHA y, por lo tanto, puede atravesar con facilidad la piel. La forma eficaz del ácido glicólico es la forma ácido no disociada.

Acción sobre la epidermis: el ácido glicólico facilita la exfoliación de las capas superficiales de la capa córnea de la piel, disminuyendo la cohesión de los corneocitos. La capa córnea (células muertas) se afina y aparece una epidermis más densa (células en renovación).

Acción sobre la dermis: la práctica regular de los peelings con ácido glicólico induce una estimulación de la síntesis del colágeno. Esta neocolagénesis es interesante en el tratamiento del envejecimiento cutáneo, ya que mejora la textura de la piel, atenúa las arrugas y permite recobrar firmeza. Es un verdadero tratamiento de mantenimiento contra el envejecimiento.

 

Los ácidos alfa-hidroxilados (AHA) pertenecen a la clase de ácidos-alcoholes. Son ácidos naturales presentes en numerosas frutas y plantas, por eso en ocasiones se denominan ácidos de frutas. Los AHA son ácidos orgánicos que se definen por la presencia de una función hidroxilada (-OH) y de una función carboxílica (-COOH) situadas en el mismo átomo de carbono, en posición alfa. Las moléculas de la familia de los AHA se diferencian por la longitud de sus cadenas hidrocarbonadas. El ácido glicólico es la forma más corta con 2 átomos de carbono. El ácido glicólico es un sólido cristalino, incoloro, inodoro procedente de la caña de azúcar.

El peeling de Ácido Glicólico es un tratamiento de dermatología estética accesible y esencial. Es un acto poco invasivo que no requiere exclusión social, por lo que es tranquilizador para el paciente y asegura la restauración de la salud y belleza de la piel.

 

Los estudios clínicos recientes demuestran el efecto de los peelings, no sólo sobre la epidermis sino también sobre la dermis, con formación de nuevo colágeno. Estos resultados son mejores cuando se realizan todas las sesiones y se asocian a los productos adecuados para el cuidado en casa. Los peelings médicos están altamente concentrados en Ácido Glicólico libre (de 30 a 70%). En efecto, la fracción libre es la única activa.

 

Consejos sobre el tratamiento: Para los hombres, es recomendable no afeitarse durante las horas previas al tratamiento. Deberás continuar aplicando el tratamiento domiciliario recomendado una vez en casa y tratar de evitar la exposición al sol en la medida de lo posible. Sin embargo, si no puedes evitar la exposición al sol, aplica protección solar todas las mañanas. Evita siempre la exposición prolongada al sol, especialmente entre las 11:00 de la mañana y las 3:00 de la tarde.

 

 

|

Radiofrecuencia Facial

La radiofrecuencia facial consiste en un método avanzado para reducir las arrugas sin necesidad de recurrir a tratamientos que requieren intervención quirúrgica. Hay mucho que contar sobre la técnica.

Si te estás preguntando para qué sirve la radiofrecuencia facial, como breve resumen, comentar que el principal objetivo de este tratamiento consiste lograr un rejuvenecimiento facial, combatir la flacidez del cutis, incentivar la producción de colágeno por parte de las células y causar el mínimo daño posible, por eso no es necesaria la cirugía. La razón del funcionamiento de la radiofrecuencia se basa en que el colágeno que hay en nuestra piel se va deteriorando cada vez más, dando lugar a las líneas de expresión.

Ahora que ya conoces lo básico, pasemos a ver cuáles son sus beneficios y para qué sirve la radiofrecuencia facial.

Con el paso de los años, son muchos los factores que intervienen en el envejecimiento prematuro de la piel, como las radiaciones ultravioleta del sol (fotoenvejecimiento), el estrés diario o la contaminación ambiental de zonas urbanas. Adicionalmente, conforme aumenta nuestra edad, las células no trabajan con el mismo rendimiento, las células no estimulan la síntesis de colágeno, ácido hialurónico u otras fibras de la misma forma que en la juventud.

Esto supone flacidez, líneas de expresión y arrugas. La radiofrecuencia facial pretende combatir todos estos síntomas del envejecimiento. ¿Cómo funciona? El principal fundamento es que calienta la piel mediante la propia radiofrecuencia (un tipo de energía), llegando hasta capas profundas de la dermis. El resultado es que tanto la elastina como el colágeno se contraen, ofreciendo los resultados esperados en poco tiempo.